Inicio » Noticias » Como evitar descargar el mal humor sobre nuestros hijos para ser mas positivo y optimista con ellos.

Como evitar descargar el mal humor sobre nuestros hijos para ser mas positivo y optimista con ellos.

Post/colaboración:

Hola soy Miguel Angel Rizaldos Lamoca psicólogo especialista en psicología clínica. Tengo una experiencia de más de 20 años como psicólogo clínico. Gran parte de mi trayectoria profesional la he dedicado al trabajo en la rehabilitación psicosocial de personas con enfermedad mental grave y duradera. En el Centro de Rehabilitación Psicosocial “La Elipa”. Dirección General de Servicios Sociales Comunidad de Madrid.

En cuanto a la docencia, soy tutor de prácticas de las facultades de psicología de las Universidades Autónoma y Complutense de Madrid. También participo en el programa de formación de los Médicos Internos Residentes (MIR) de psiquiatría y de los Psicólogos Internos Residentes (PIR) varios hospitales universitarios de Madrid (Hospital Dr. Rodríguez Lafora, Hospital Ramón y Cajal, y Hospital La Paz).

Me apasiona la divulgación la psicología en general y la clínica en particular. Creo firmemente en la potencialidad de Internet como herramienta para llegar a mas personas y hacer mas accesible la Psicología (Psicología 2.0). Por ello divulgo contenidos en las redes sociales (facebook, twitter,blog, linkedin). También colaboro como Psicólogo Clínico distintos medios de comunicación (prensa, radio y TV): en la revista Niños de Hoy, en Radio 5 RNE Programa “Mujeres Malditas” y en el programa Tiempo en Familia del canal 12 de SALUDTV Aster de Republica Dominicana.

Y por último colaboro ANAMIB (Asociación de Ayuda por Acoso Moral en el Trabajo). Dando el servicio de Consulta y/o Tratamiento Psicológico On Line.

Puedes seguirlo en twiter: @Mrizaldos o en su web www.rizaldos.com

Primero intenta identificar el mal humor que tienes: La forma como lo puedes hacer es,  antes de entrar en contacto con tus hijos, pensar ¿me apetece buscar un motivos para regañarle (“seguro que mi hijo no va querer comer la verdura” o “va a protestar por tener que hacer los deberes”) o prefiero jugar un rato con él?».

Es muy importante saber reconocer/aceptar que me siento mal, que estoy enfadado. Procura tener momentos para ti placenteros: pueden ir desde escuchar tu nbso online casino música preferida en el coche, o en tu mp3,  leer un libro en el metro, saltarse un trayecto e ir andando… recreándote en el día que hace.  Todo ello te ayudará a disminuir tu enojo.

Si los ves oportuno antes de estar con tus hijos busca un momento de desconexión. Querer estar permanentemente en contacto con tus hijos no es bueno ni para ti ni para tus hijos. Es más importante la calidad en la relación con tus hijos que la cantidad de tiempo en la relación. Tener unos cinco y diez minutos de soledad y aislamiento en otra habitación puede ser lo idóneo. En ese momento trata de pensar en ese lugar que tanto te gusta y te da tranquilidad y cierra los ojos, o más sencillo si no tienes ese lugar cuenta despacio hasta veinte o mira el árbol que tienes enfrente de la ventana o la forma que tienen la nubes… Por supuesto si tus hijos son pequeños ten la precaución de que no hay peligros y están seguros donde se encuentren. Si puedes tumbarte unos minutos y relajarte mucho mejor. También te ayudará si te pones algo frío sobre la frente.

Resulta clave poder  disponer de un sitio personal, o de un tiempo a la semana para poder estar solo sin hijos y/o pareja, para practicar algún deporte, quedar con algún amigo o hacer aquello que te apetezca.

Si aun así sigues muy enfadado y ves que no puedes controlarlo, te aconsejo que te refresques  la cara con agua e intentes respirar de manera profunda y lenta repitiéndolo varias veces. Esto seguro que te ayudará.

Si desafortunadamente, cuando haya pasado tu enfado y estés tranquilo habla con tus hijos y  pídeles perdón, coméntales porque estabas enfadado y que trataras de que no vuelva a suceder. Escúchale y trata de empatizar como se ha sentido él cuando has explotado.

 

Si no puedes evitar la explosión de tu enojo al menos trata de evitar: 

Decalificaciones que generalizan con etiquetas. Como por ejemplo «lo haces todo mal», «eres un inútil», «siempre acabas enfadándome»… Esto puede crear indefensión en tu hijo. «En lugar de pensar que mamá hoy está enfadada, el niño creerá que es un desastre».

Recordar que como padres somos modelo de conducta para nuestros hijos así es que ellos imitaran nuestros comportamientos. «Si estamos enfadados y gritamos, ellos van a hacer lo mismo; si los tratamos con desprecio o cuando nos enfadamos con ellos no lo expresamos y estamos un día sin hablarles, ignorándoles, cuando se dé la situación contraria, es decir, cuando nuestro hijo tenga un problema que le provoque estrés, no podemos pretender que se acerque a nosotros y nos lo cuente».

Miguel Rizaldos

Acerca de Optimistas

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>