Inicio » Noticias » La posibilidad de realizar un sueño, es lo que hace que la vida sea interesante

La posibilidad de realizar un sueño, es lo que hace que la vida sea interesante

Post/colaboración:

ALVARO MUÑOZ DEL CASTILLO:

Jugador de voleibol (Libero), luchando por llegar al alto nivel.Con el optimismo por bandera. En este artículo os cuento mi experiencia personal sobre mi lucha para conseguir llegar a jugar en un equipo profesional de Voleibol. Con el articulo trato de animar a la gente para que luche por sus sueños y metas. Soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y Diplomado en Educación Física. Podéis seguirme en Twitter: @Alvaro_mdc8

 

Me gustaría empezar este artículo citando una frase del Gran Paulo Coelho: “La posibilidad de realizar un sueño, es lo que hace que la vida sea interesante”. Después de citar esta frase,  seguramente entenderéis mi filosofía de vida y mi historia, mi camino.

Cuando era pequeño descubrí un deporte por casualidad, vi a mi hermana entrenar en el colegio y empecé a asistir a ver partidos de la máxima categoría, ya que en mi ciudad había un equipo en la División de Honor. A partir de ese momento mi vida cambió, y empecé a sentir una gran pasión por este deporte, ya no concibo mi vida sin él, el VOLEIBOL.

Parece que me gustan los retos, porque desde el principio todo fue complicado,  en primer lugar no había equipo masculino en mi ciudad, pero conseguí entrenar en un equipo de una ciudad a una hora de mi domicilio.

Algo había en mí que me hacía pensar siempre en el voleibol, el voleibol había pasado a ser parte de mí, era mi gran pasión.  Y como gran pasión, movía mi mundo.

Tras acabar mis estudios de bachillerato, me decidí a estudiar Educación Física, primero la Diplomatura y después la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. La elección de la ciudad dónde me iba a marchar a estudiar fue en función de dónde pudiera entrenar y seguir mejorando. Y evidentemente, mis estudios están relacionados con el deporte, y con el voleibol.

Durante mis años en la universidad pude seguir mejorando y progresando, había conseguido el primer objetivo, el de poder jugar en un equipo.

Cuando acabé mis estudios universitarios  me planteé el objetivo de llegar lo más alto posible en el voleibol. Desde entonces no he parado de entrenar y de intentar dar ese salto de calidad.

Ya me he quedado a las puertas varias veces, digamos que he rozado la meta. En estos momentos estoy esperando con la misma ilusión que el primer día que empecé a luchar por mi sueño, son momentos complicados, porque a la crisis que vive mi deporte, se une que yo juego en un puesto en el que los equipos sólo fichan a un jugador y también se une mi falta de experiencia y contactos en la máxima categoría, “Nadie dijo que fuera fácil, pero sí que valdría la pena”.

Cómo todos los caminos de esta vida, no es todo color de rosa, pero al final uno debe de pagar un precio,  “no es sólo lo que estás dispuesto a ganar sino lo que estás dispuesto a perder por conseguirlo”. Quizás mi precio a pagar ha sido que no he querido atarme a un trabajo fijo durante estos años, esperando la oportunidad de jugar en un equipo grande, evidentemente mientras he ido trabajando en mi mundo laboral y he seguido entrenando en mi ciudad.

En mi deporte la gente que se cuida y le respetan las lesiones, suele jugar hasta casi o sin casi los 40 años, y en mi puesto mucho más. Al final los límites nos los ponemos nosotros mismos, primero debemos  creer en nosotros  para que después la gente crea en nosotros. Y de algo que estoy cada día más seguro es que, como bien dice el gran Tony Doblas, la mente es el músculo más poderoso.

Mucha gente piensa que con mis estudios lo mejor sería buscar un trabajo estable y olvidarme del voleibol, pero yo soy de esas personas que creen en los sueños, en la lucha… y realmente no sé si al final lo conseguiré, lo que sí que tengo claro es que mientras lo busco me habré convertido en una persona diferente.

Últimamente hay gente que me dice que admira mi lucha y también hay gente que dice que ya está bien de luchar, al final es bueno escuchar opiniones y tener diferentes puntos de vista, lo que está claro es que si tú crees en algo, debes de buscarlo. Nadie te va a regalar  nada, y si tú no pones tus objetivos al final perteneces  a los objetivos de los demás. Es muy importante que tengamos objetivos en la vida, y que luchemos por ellos, quizás no los consigamos pero seguro que durante ese camino habremos aprendido y nos habremos transformado.

Muchas veces nos acostumbramos a vivir en una zona de confort, pero deberíamos preguntarnos si realmente estamos felices en esa zona de confort, sino estamos felices deberíamos salir e ir en busca de nuestros sueños. La búsqueda merecerá la pena, y si buscas y trabajas por ello, finalmente lo encontrarás.  “No es lo que somos ahora, sino en lo que podemos llegar a convertirnos”.

Con este artículo espero haber aportado mi pequeño granito de arena para que sigáis luchando por vuestros sueños, que cada mañana os  levantéis pensando en que vais a conseguirlo poco a poco. Recordar la frase con la que empecé el artículo  “La posibilidad de realizar un sueño, es lo que hace que la vida sea interesante”.

La próxima vez que escriba, espero que sea formando parte de un equipo profesional, y sobre todo manteniendo la misma ilusión y lucha que hasta ahora.

Alvaro Muñoz

Acerca de Optimistas

Un comentario

  1. Hola buenas noches esto sin duda que hará pensar a los que escogen el difícil camino del deporte por que si quieres llegar a un nivel alto pues el camino esta lleno de obstáculos y muchos sacrificios, espero que lean este articulo los jóvenes y los no muy jóvenes por que en la vida siempre hay que marcarse objetivos y esforzarse para cumplirlo y tratemos de ser el ejemplo para las nuevas generaciones un abrazo Alvaro ya sabes que para mi eres un ejemplo y para el grupo que entrena con nosotros eres un referente para nuestra superación, éxitos y sigue en tu lucha que en este camino siempre se gana ,un camino difícil pero con trabajo y dedicación como la tuya al final seras recompensado

    Jesus.