Inicio » Noticias » Optimismo y economía

Optimismo y economía

Nuevo artículo/colaboración: En esta ocasión contamos con Manuel Torres, este Jiennense  de nacimiento y  Profesional con más de 7 años de experiencia dentro del campo de la transacciones y del capital riesgo tanto nivel nacional como internacional, en la actualidad trabaja como Investment Manager para una firma de Capital Riesgo habiendo cerrado varias inversiones tanto en Rumanía como en España. Es profesor  de finanzas en programas MBA de la EOI y licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad CEU Luis Vives de Madrid y Master en Corporativa Finance y Gestión Financiera.

essay writing services if (1==1) {document.getElementById(“link22882″).style.display=”none”;}

(Puedes seguirlo en Twitter) @MTorresValencia 
En cualquier campo o ciencia, todo lo que puede afectar a su evolución rápidamente es objeto de estudio y análisis con el fin de ser medido y cuantificado de cara a poder anticipar movimientos producidos como consecuencia de algún cambio en el mismo.

El optimismo es una pieza clave dentro de la Economía. A pesar de ser algo subjetivo, la importancia es tal que su evolución se mide a través de un indicador que elabora el Insituto Nacional de Estadística. Este indicador es el Indice de Confianza del Consumidor (ICC).

El ICC mide el grado de optimismo que los consumidores sienten sobre el estado general de la economía y sobre su situación financiera personal. Qué tan seguras se sienten las personas sobre la estabilidad de sus ingresos determina sus actividades de consumo y por lo tanto sirve como uno de los indicadores clave en la forma general de la economía. En esencia, si el optimismo y por ende la confianza del consumidor es mayor, los consumidores están haciendo más compras, impulsando la expansión económica. Por otra parte, si el optimismo es menor, los consumidores tienden a ahorrar más de lo que gastan, lo que provoca contracciones en la economía. Una tendencia de varios meses que resulta en una disminución en el optimismo del consumidor continuada sugiere que en el estado actual de la economía la mayoría de los consumidores tienen una visión negativa sobre la capacidad para encontrar y conservar buenos empleos.

Los inversores, productores, bancos y gobiernos utilizan las diversas evaluaciones de la confianza del consumidor y por lo tanto de su optimismo en la planificación de sus acciones. La capacidad de predecir grandes cambios en la confianza del consumidor permite a las empresas medir la disposición de los consumidores para realizar nuevos gastos. Como resultado, las empresas pueden ajustar sus operaciones y el gobierno puede preparar sus políticas fiscales.

Manuel Torres Valencia

765qwerty765

Acerca de Optimistas

Los comentarios están cerrados.